Connect with us

bioeconomia

BIOECONOMÍA, UNA ESTRATEGIA PARA REDUCIR EL ESTRÉS SOBRE EL AMBIENTE

Published

on

#Bioeconomia #Sustentabilidad #Biomasa #Ambiente #suelos #inta 

Frente a la necesidad de avanzar hacia la adopción de recursos renovables de origen biológico en todas las etapas de la producción, la bioeconomía contribuye a una mayor sostenibilidad de los sistemas de producción.

La remediación de los suelos contaminados, el uso de residuos orgánicos de la agroindustria, como fertilizantes y mejoradores de la calidad del suelo, y la implementación de camas biológicas para evitar la contaminación en la gestión de agroquímicos, son algunos de los ejemplos más virtuosos y destacados del enfoque bioeconómico aplicado al agro.

En el marco del Día Mundial del Medioambiente, que se celebra este sábado 5 de junio, el INTA hace hincapié en la bioeconomía, como parte de las estrategias de desarrollo hacia el futuro, ante la necesidad de ser más eficientes en la productividad agropecuaria.

La bioeconomía es la convergencia de todas las nuevas tecnologías hacia modelos productivos más sostenibles, desde el punto de vista social, económico y ambiental, que lleva a un uso más eficiente de los recursos naturales

“La bioeconomía no es un concepto nuevo, pero para el INTA es relevante, por eso lo tomamos como un driver por la necesidad de ser más eficientes en la productividad agropecuaria argentina”, expresó Carlos Parera, director Nacional del INTA. Y agregó: “Tenemos los conocimientos suficientes y la capacidad institucional para aportar fuertemente a un mejor uso de los recursos. En este sentido, la bioeconomía es un concepto importante para el enfoque que le estamos dando a la innovación”.

Según aseguró Parera, la bioeconomía implica un aporte al sistema agropecuario, agroalimentario y agroindustrial para tener una producción cada vez más eficiente, eficaz y respetuosa del medioambiente.

“La bioeconomía, como estrategia para el desarrollo territorial, debe orientarse tras los objetivos de desarrollo sostenible”, indicó Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) del INTA.

En esa línea, Mercuri hizo hincapié en la importancia de pasar de “diagnosticar, evaluar y responder de manera reactiva ante situaciones que afectan al ambiente, a iniciativas proactivas que involucran remediación, regeneración, restauración y reparación de los ambientes naturales a causa de la afectación que genera el uso antrópico”.

Iniciativas como el mapeo de la dinámica del uso y la cobertura del suelo, el diseño de sistemas de producciones neutrales o positivos en el balance de carbono, son ejemplos concretos de algunos de los objetivos estratégicos actuales del INTA.

“Trabajamos en la remediación de suelos contaminados, la utilización de residuos orgánicos de la agroindustria como fertilizantes y mejoradores de la calidad del suelo y la creación de sistemas de alerta temprana ambiental”, ejemplificó Mercuri y agregó: “También en nuevos enfoques, como la evaluación del impacto ambiental-ecotoxicológico de determinados agroquímicos y las recomendaciones de manejo para la preservación y la gestión de la biodiversidad”.

Uno de los casos destacados que aborda el CIRN es el estudio de las camas biológicas o biobeds, que consiste en una tecnología simple, económica y de fácil mantenimiento que permite la preservación del ecosistema, el cuidado de la salud humana y el cumplimiento de las nuevas exigencias que demanda el mercado nacional e internacional, bajo el principio de bioprofilaxis.

Por su parte, Parera citó la experiencia transformación de un residuo contaminante en un aditivo nutricional. En el INTA Rafaela, un equipo de especialistas trabaja en la transformación del suero desproteneizado, que es un subproducto contaminante para el ambiente, en un aditivo nutricional, o como un derivado para la producción de plásticos biodegradables.

La Argentina presenta una dependencia de los combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas natural) cuyos valores superan el 85 % de la matriz energética primaria nacional. En este sentido, el desarrollo de la bioenergía distribuida de manera federal es una herramienta estratégica para el impulso de la bioeconomía en el país, especialmente en aquellas regiones a las cuales el suministro de energía eléctrica o de gas no llegan, son escasas o de mala calidad.

Los ejemplos abundan en cada una de las líneas de trabajo. En cuanto a la reutilización, el INTA cuenta con una plataforma de bioenergía. “Sabemos que las producciones agropecuarias y el desarrollo agroindustrial generan una gran concentración de masa residual que puede ser utilizada con otros fines, como es el energético”, señaló Parera y agregó: “Transformamos un pasivo ambiental en un activo económico de gran importancia estratégica”.

Una mirada prospectiva

De acuerdo con Diego Gauna, del Centro de Investigación en Economía y Prospectiva (CIEP) del INTA, “la producción de bioenergía basada en cultivos o en sus residuos, la producción de bioplásticos, los procesos de bioremediación para la recuperación del ambiente, entre otras aplicaciones, son hoy una parte central de la bioeconomía moderna, que es transversal a todos los sectores de la economía”.

De hecho, el CIEP acaba de concluir un proyecto de investigación sobre la prospectiva de la bioeconomía argentina, elaborado por un consorcio de especialistas integrado por profesionales del INTA, del INTI, de la Universidad Nacional de Salta, de la Universidad Nacional de Nordeste y de la Universidad Nacional de Santiago del Estero.

En dicho documento explican que actualmente existen tres elementos centrales del enfoque bioeconómico, que son comunes a la mayoría de las estrategias de los países y que reflejan la evolución que tuvo el concepto de bioeconomía en los últimos 30 años: la sustitución de recursos fósiles por recursos renovables de origen biológico en todas las etapas de la producción; la innovación tecnológica en las ciencias de la vida y en la biotecnología; y los principios de la economía circular, que llevan a la optimización de las redes de valor de la bioeconomía y a la minimización de desperdicios y de residuos.

Para países como la Argentina, la distribución territorial de la biomasa y los problemas históricos de infraestructura y costos de transporte interno pueden actuar como un incentivo para promover esquemas bioeconómicos de naturaleza circular, por medio de plataformas territoriales de biorrefinerías.

De todos modos, Gauna advirtió que la bioeconomía no es inherentemente sostenible y, por ende, es necesario “pensar la sostenibilidad de la bioeconomía”. Y agregó: “La expansión sostenible del uso de la biomasa implica preservar y regenerar el capital natural para las futuras generaciones, por lo cual es un tema estratégico para el desarrollo futuro del país”.

FUENTE: AGROCLAVE/DIARIO LA CAPITAL

bioeconomia

LOS SISTEMAS QUE NO SE ENFOQUEN EN PRODUCIR DE MANERA SOSTENIBLE NO TENDRÁN FUTURO

Published

on

#Bioeconomia #EconomiaCircular #Biomasa #Biogas #Bioenergias #Argentina

El eje está en usar la tecnología de procesos, con más agronomía, con bioinsumos, bioenergías, aumentando los rendimientos, especialmente en las zonas más productivas liberando a otras actividades zonas más lábiles, más economía circular.La Economía Circular es uno de los aspectos a lograr mayor valor en orígen y ser más sustentables. (más…)

Continue Reading

bioeconomia

LA INDUSTRIA AVANZA HACIA UNA ECONOMÍA CIRCULAR

Published

on

#EconomiaCircular #Bioeconomia #Biomasa #Biogas #EnergiasRenovables #Argentina #Industria #Inti

Actualmente atravesamos uno de los mayores cambios en el paradigma de desarrollo, que está migrando del modelo económico lineal a uno circular que promueve reducir las pérdidas e impactos de la producción en pos de alcanzar los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) declarados por Naciones Unidas. (más…)

Continue Reading

bioeconomia

LA AGRICULTURA DE LAS AMÉRICAS DEBE SER PROTAGONISTA DE LA TRANSFORMACIÓN

Published

on

#Agriculturasustentable #emisiones #bioeconomia #biodiversidad #latam #latinoamerica #Agro #sustentabilidad

El agro sudamericano debe defender su modelo productivo y demostrar que es sustentable en la Cumbre sobre Sistemas Alimentarios, en septiembre.Gran porcentaje de las emisiones de Latinoamérica se adjudican a los sistemas productivos. (más…)

Continue Reading

bioeconomia

VIRASORO, LA CIUDAD ILUMINADA POR LA YERBA MATE Y EL DESARROLLO FORESTAL

Published

on

#Virasoro #Forestacion #Yerba #EnergiasRenovables #Biomasa #Corrientes

Tradicionalmente ganadera y yerbatera, esta ciudad del noreste correntino aprovechó la ley de fomento forestal y hoy es uno de los faros foresto-industriales del país. (más…)

Continue Reading

bioeconomia

ECONOMÍA CIRCULAR: EL MODELO DE ADECOAGRO PARA CRECER

Published

on

#Adecoagro #Alimentos #Bioenergia #Biomasa #Biogas #EnergiasRenovables

La empresa tiene por objetivo crecer desde adentro para salir al mundo. Lanzó la línea de lácteos Las Tres Niñas de leche con cacao.Integración. La empresa en Christophersen tiene un esquema integrado de producción de alimentos y energía.

Adecoagro, compañía dedicada a la producción de alimentos y energías renovables, lanzó recientemente nuevos productos al mercado vinculados a la línea láctea, cuya cadena arranca en el sur santafesino, con la aplicación de tecnología y prácticas sustentables basadas en la economía circular, bioeconomía y a la generación de empleo.

Con el objetivo de crecer desde adentro para salir al mundo, la firma fundada en 2002 por emprendedores argentinos y que desde 2011 cotiza en la Bolsa de Nueva York, hoy da trabajo a más de 8.500 personas, entre personal propio y el vinculado a su producción de leche, cremas, quesos, arroz, snaks, maní, girasol, y de procesamiento de granos (maíz, trigo, soja). También posee tres plantas de fabricación de etanol, azúcar y energía.

Carolina Haymes, directora de marketing de Adecoagro recordó que en 2019 la empresa “compró dos plantas de lo que era Sancor y junto con eso la marca Las Tres Niñas y Angelita. Nos encontramos con una planta parada, y con que Las Tres Niñas no estaba vendiendo sus productos por lo que rescatamos todo ese valor que tiene esa marca icónica, de trayectoria, muy pura”.

De allí que “relanzamos las leches y quisimos ir por más: por eso este año lanzamos la leche con cacao natural y un poco de azúcar de caña, con las mismas cualidades de Las Tres Niñas, con trazabilidad y materia prima de primera calidad”, señaló la ejecutiva y comentó además que otra novedad que se está presentado al consumidor son cremas de leche larga vida de la misma marca, con distintos tenores grasos.

“Estamos impulsando la marca Las Tres Niñas con productos innovadores y en este caso la leche con cacao tiene un envase que por primera vez se usa en Argentina, con una forma original, atractiva y una tapita de muy buena calidad. Obviamente es larga vida”, añadió Diego del Carril, director de recursos humanos de la compañía.

Comercialización

En tanto, con la marca Apóstoles, Adecoagro participa en el programa Precios Cuidados, no sólo con leche sino en la línea de arroz, snacks y tostadas sin tacc. “Tratamos de estar presentes en todo lo que podamos, tanto con Las Tres Niñas como con Apóstoles, porque entendemos que es algo necesario y queremos estar en la mesa de todos los argentinos”, dijo Haymes.

Respecto de la situación del mercado lácteo y cómo se inserta Adecoagro, del Carril comentó que “en este momento, en el otoño, siempre hay un poco menos de volumen. Eso es parte del ciclo natural de la producción de leche. Es una estacionalidad que ronda entre el 10% y el 20%. Dentro de eso podemos decir que estamos ofreciendo un millón y medio de litros por mes de leche en Precios Cuidados.

El directivo destacó el cuidado y tratamiento de las vacas en los tambos al sur de Santa Fe, desde donde sale la materia prima, hasta que entra a la planta, donde “hacemos todos los procesos bajo rigurosos estándares de calidad y llegamos al consumidor con una leche que es trazable desde el origen. Así logramos integrarnos verticalmente en este negocio que es tan delicado, teniendo un control total de punta a punta de la calidad y la trazabilidad del producto”.

Empleo y sustentabilidad

Adecoagro “empezó 2002, cuando un campo con cinco tambitos pastoriles tradicionales y salimos al mundo buscando un sistema que pueda ganar en escala y en tamaño. Trajimos el sistema que tenemos hoy, eficiente y que emplea en Christophersen, en el sur de Santa Fe, cerca de 300 personas”, agregó.

En ese sentido, destacó que están generando una potencia muy fuerte en esa zona en los pueblos vecinos como San Gregorio, María Teresa, Sancti Spíritu o Alvear, “donde prácticamente están con pleno empleo de forma directa, no sólo por las 300 personas sino por todo lo que se genera alrededor”.

Del Carril también hizo hincapié en la sustentabilidad y circularidad del sistema: “Tenemos cerca de 14.000 vacas ordeñándose tres veces por día. Su estiércol va a un biodigestor con el que generamos energía eléctrica que abastece la zona en una medida similar a la que consume todo el sistema. Y los residuos orgánicos que quedan tras generar biogás, vuelven al campo como fertilizantes”.

Además, “hace un par de años instalamos una plaza de paneles solares para abastecer nuestra sala de ordeñe”, dijo y planteó que así todo el sistema se retroalimenta y “eso nos da una fuerza muy importante a la hora de ofrecer productos de calidad”. También recordó que “Santa Fe es el origen, porque junto al negocio del arroz y procesamiento de granos, estamos empleando a cerca de 700 personas desde Tostado a San Justo, Frank, San Javier, Christophersen, entre otras localidades”.

Mercado

Adecoagro abastece al mercado interno y externo con diferentes productos. En el primero con las marcas Molinos Ala, Las Tres Niñas, Apóstoles y Angelita, con volumen prácticamente asegurado.

En el mercado externo “van apareciendo distintas oportunidades que vamos a aprovechando, pero siempre tratamos de que sea equilibrado, parejo, sostenible y obviamente con un gran compromiso con el consumidor argentino. Nunca un mercado fue en detrimento del otro”, aclaró del Carril.

Por otra parte, el mercado exportador “nos genera una demanda de calidad que se termina traduciendo en el mercado interno, porque nuestros procesos industriales tienen que estar según los estándares mundiales”, dijo. Agregó que “la leche Argentina tiene un potencial en el negocio lácteo único por la tierra, el clima, la genética animal, pero sobre todo por el conocimiento técnico y el talento de la gente que trabaja en el sector”, valoró el ejecutivo. Sin embargo, el país “hace 20 años que produce la misma cantidad de leche, mientras nuestros vecinos duplicaron la producción en 20 años”, planteó. Entonces “creemos en esa potencia y estamos saliendo a buscar esos estándares de primer nivel mundial, con procesos industriales y calidad de leche de primer nivel mundial”.

Además “esto nos fue haciendo crecer. Hace 18 años, cuando Adecoagro nació, éramos 170 personas y hoy somos 8.500 en Argentina, Brasil y Uruguay. Creemos en eso, es otra forma de hacer negocios que es hacerlo en forma sustentable a nivel circular en cuanto a la cadena, cuidando y generando desarrollo en la comunidad en donde estamos”, remató Del Carril.

Por Lizi Domínguez

FUENTE: DIARIO LA CAPITAL

Continue Reading
Advertisement

Tendencia

Copyright © 2021 | Biomasa.com.ar | Todos los derechos reservados